Aprendiendo a delegar

 
Los líderes con experiencia saben cómo manejar diferentes asuntos a la vez, sin angustiarse y sin perder los estribos. Saben controlarse y dialogan con su equipo de trabajo. Es comprensible que uno se altere cuando los teléfonos no paran de sonar, el correo se desborda con cientos de mensajes que exigen respuesta inmediata. Colegas y miembros del equipo entran y salen de la oficina, esperando tener una directriz hacia dónde dirigirse.

Muchos líderes quieren saber cómo pueden ser más productivos, pero sienten que tienen que hacerlo ellos mismos por miedo a perder autoridad, no se atreven a delegar. Algunos con mayor confianza en ellos mismos, saben que pueden distribuir su tiempo de manera más segura y eficiente si delegan las tareas a su equipo. Saben que para crecer, hay que distribuir el trabajo entre sus miembros. Se acerca de forma individual, les describe el proyecto y les da un lugar dentro del equipo para que se sientan motivados y reconocidos. Quien delega debe saber comunicarse: saber establecer relaciones dentro del grupo y transmitir sus órdenes y decisiones de forma clara y efectiva.

Presencia y autoridad

Algunas sugerencias para que puedas delegar tareas y comunicarte mejor con tu equipo:

  1. Alimenta la relación. Los reconocimientos de manera personal fortalecen las relaciones. Un ejemplo: “Me impresionó mucho tu trabajo en la última evaluación. Tengo algunas ideas que pueden interesarte para incluirlas en tu proyecto”.
  2. Preséntate de forma inesperada: Hazte presente y ve directamente a lo que quieres: ¿Puedo compartir una idea para tu proyecto?
  3. Pide de forma personal: Tengo que presentar un proyecto especial y no tengo la información requerida. ¿Me podrías ayudar con eso?
  4. Haz una propuesta: “Creo que que sería una gran oportunidad para que aprendas a manejar este nuevo programa en la propuesta X que estamos desarrollando. ¿Quieres encargarte? Escucha los comentarios y da tu opinión al respecto.

Si te acercas a tu equipo con estas propuestas, será más fácil delegar y mostrarles que confías en ellos para que entre todos puedan lograr la meta.

Algunas ideas fueron tomadas del artículo de Carol Lampert, How to Delegate with Authority and Presence, publicado en 2010, en el blog ARIEL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *