Aprendiendo del líder

 
A lo largo de la historia han existido maestros que han formado discípulos que cambiaron el rumbo de la historia. En la actualidad a esos hombres  se les reconoce cómo los líderes que han cambiado empresas, universidades, organismos internacionales, gobiernos, etc.

Seguramente conoces a alguien así. Obsérvalo y aplica en ti lo que despierte tu líder interior.

El líder permite la cercanía

Estudia los movimientos de un líder al que admires, y que tengas cerca. Observa cómo se mueve y califica sus movimientos: cómo es percibido por los demás y qué tanta apertura tiene para que se acerquen a él y le hagan preguntas, le soliciten tiempo en privado, etc. Por lo general caminan despacio, pareciera que nada les preocupa en ese momento; dan tiempo para que quien necesita algo pueda acercarse.

Trata de reproducir lo que encuentres aplicable a tu vida.  Pide a un amigo o a un compañero de trabajo, que te diga cómo te ves cuando caminas en el escenario, cómo te mueves. Auto-obsérvate y haz conciencia de tus movimientos.

El líder escucha

En estudios hechos en la Escuela de Negocios de Yale, se descubrió que aproximadamente “25% de los que dirigen tienen serios problemas para escuchar a su equipo”. Saber escuchar es una cualidad fundamental en un líder verdadero y pocos le dan la importancia que tiene.

Por lo general cuando estamos en una reunión de trabajo, queremos ser los primeros en hablar para exponer nuestras propuestas y demostrar que tan brillantes somos. No escuchamos, no tenemos una actitud receptiva que nos aporte nuevos puntos de vista a partir de las ideas de los demás.

Para Simon Sinek, experto en liderazgo, asesor de empresas y organismos del Gobierno en los Estados Unidos:El líder primero escucha y después habla. El líder respeta y aprende de las propuestas de su equipo”. Esto da la sensación a los que han expuesto sus ideas, de estar contribuyendo al trabajo del equipo.

Escucha a los demás y espera a que sea tu momento de intervenir.

El líder inspira a su equipo

Diariamente tenemos oportunidades que nos inspiran a ser más productivos y eficientes. Un líder sabe aprovechar estas oportunidades, las transmite y refuerza la moral de los miembros de su equipo.

Tú también tienes esa opción, inspira a tu equipo y reconoce sus logros. Haz preguntas cuando sea pertinente y trata de entender por qué tienen esa opinión y qué hay detrás de esos conceptos.

Recuerda las palabras del famoso basquetbolista, Michael Jordan: ”Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará y otras hacen que suceda».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *