Frases y palabras que debemos evitar en una presentación

                                                                                                                                                                              Cuando damos una presentación, queremos impresionar y si es posible influir en nuestra audiencia. Hay palabras y frases que son clichés y lugares comunes que no ayudan en nada a nuestra plática.

Aunque no hay una regla específica, trata de mantenerte lejos de éstas:

  1. Yo”. Aunque estés nervioso y muy consciente de que eres el centro de las miradas de la audiencia, enfócate en los oyentes y no en ti. Cambia cada “yo” por “nosotros” o “ustedes”.
  2. Un poquito”. Estas palabras degradan el contenido de lo que estás diciendo: “Me gustaría hablarles un poquito…” Dale mayor valor a tus palabras. “Les voy a hablar de la importancia de…”.
  3. Sólo”. De entrada le estás anticipando a la audiencia que hay una limitante: “Sólo les quiero decir que hemos avanzado”. En vez de “Sólo”, puedes empezar con un contundente: “Hemos avanzado de manera impresionante”
  4. De manera qué”. Esto se interpreta como que venimos de otra idea y si estamos empezando nuestra presentación, confunde a la audiencia.
  5. Les voy a hablar de”. Decir que vamos a hablar es redundante. “Vamos a analizar a nuestra competencia y después explicar cómo la vamos a superar”.
  6. Perdonen lo complicado de este diagrama flujo”. O una de sus variantes: “Sé que este organigrama es difícil de entender”. Cuando tenemos demasiados conceptos en una lámina, lo mejor es dividirlos en varias. Si el presentador no puede explicar el contenido en el tiempo que tiene para presentar, lo mejor es que haga una síntesis y sólo muestre los datos más importantes.
  7. Me gustaría comenzar con una historia”. Las historias en una presentación son un buen elemento que engancha a la audiencia con el ponente. Pero cuando anuncias algo obvio no sólo pierdes tiempo, sino que es redundante, es algo así con “introducir la introducción”.
  8. Hay un cuento muy gracioso…”. Puede que sea chistosos para ti, pero no necesariamente para todos en la audiencia. Si lo quieres contar, no lo anuncies, simplemente cuéntalo. Así sorprenderás a tus oyentes y causarás un mayor impacto. Utiliza el humor con frases clave a lo largo de la conferencia en lugar de contar un chiste que puede terminar en “chistorete”.
  9. Perdonen, estoy un poco nervioso”. Es una creencia bastante extendida, que si le avisas al público que estás muerto de miedo, se va a poner de tu lado y esto no es cierto. En primer lugar no siempre se percibe el nerviosismo de un ponente. Deja que la audiencia lo decida y tú concentrate en lo que quieres comunicar.
  10. No soy bueno hablando en público” o “No soy un buen orador”. Si desde el principio te vas a dar por vencido, estás perdiendo tu tiempo. Muchas veces aunque no lo creas, eres un buen presentador que sólo necesita un poco de práctica.
  11. Nunca he hecho una presentación”. No atentes contra tu credibilidad, prepárate y los oyentes reconocerán tu esfuerzo.
  12. En la siguiente transparencia les voy a mostrar”. No describas lo obvio. Planea la transición entre láminas de manera que se vinculen entre sí.
  13. Este es un retropopulsor supercalifragilístico”. Si tienes que utilizar términos o palabras que no conoces bien, prepárate desde que estés diseñando la presentación para que no te confundas delante del público.
  14. Estamos teniendo un problema con el equipo”. Ten preparado un plan que te permita cumplir con la presentación en caso de tener una falla tecnológica y no es necesario que lo hagas público.
  15. “Se me está acabando el tiempo así que iré más rápido”. Ten preparada una síntesis final en caso de que el tiempo te sobrepase. No hay porqué anunciarlo.
  16. Creo que ya es suficiente y no los quiero aburrir más”. No te nulifiques. Si ya quieres terminar y no sabes cómo, cierra con una frase sencilla pero contundente que hayas preparado. Recuerda que el cierre es una de las partes que el auditorio se lleva a casa. Trabaja en ello para dejar una huella  memorable.

Existen muchas frases más que seguramente tú conoces por los trabajos que haz presentado. Escribe tu propia lista y repasa estos puntos cuando estés preparando el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *