Cómo controlar el nerviosismo durante una presentación

miedo_1

 
El miedo a hablar en público está por encima del miedo a enfermarse, el miedo a la soledad e incluso, a la muerte. En un estudio realizado hace muchos años, David Wallechinsky, enumeró los 14 miedos más comunes:

A hablar en público, a las alturas, a insectos y bichos, a problemas económicos, a nadar en aguas profundas, a enfermedades, a la muerte, a volar, a los perros, a manejar un auto, a la soledad, a la oscuridad, a espacios cerrados como: elevadores, cuevas, túneles y por último, a utilizar escaleras eléctricas.

En el libro Confesiones de un orador (Confessions of a Public Speaker) de Scott Berkun, el autor explica que es muy poco probable que hablar en público sea lo que más nos asusta y pone en duda el método mediante el cual se hizo el estudio. De cualquier manera, hablar en público hace que por lo menos sintamos mariposas en el estómago que luchan por salir todas al mismo tiempo.

  1. El cuerpo se pone en movimiento. El primer impulso del cuerpo cuando estamos ante un auditorio es hacer todo lo más rápido posible para poder salir corriendo y olvidarnos del asunto. Sentimos que enfrentar a una audiencia es algo peligroso y amenazante; el corazón empieza a bombear sangre, las piernas se preparan para correr y el cerebro queda como en un compás de espera. Por eso, vemos a muchos presentadores mover constantemente los pies como si bailaran. Una solución a este problema es plantarse firmemente con los dos pies.
  2. Las glándulas salivales dejan de trabajar. La boca y los labios se resecan, empezamos a toser. Podríamos pensar que la solución es beber agua pero no es así. Para reactivar la producción de saliva lo mejor es tomar alguna bebida a base de cítricos o chupar un limón, antes de que empecemos la plática. Por supuesto que también hay que tener una botella de agua cerca durante la presentación.
  3. El movimiento de ojos para detectar cualquier amenaza, es una acción muy efectiva cuando vamos a la jungla de cacería pero no es apropiado cuando estamos frente a una audiencia haciendo una presentación. Movemos los ojos constantemente como si buscáramos un animal salvaje que quiere atacarnos. Cuando presentamos, el contacto visual es uno de los puntos más importantes del lenguaje corporal si queremos que nuestros oyentes crean y confíen en nosotros.
    Los presentadores experimentados hacen contacto visual con el público, terminan las frases tranquilamente y mantienen la cabeza sin mucho movimiento. Esto lo debemos practicar antes del día de la presentación. En nuestra oficina o donde practiquemos, podemos poner varios muñecos de peluche sentados en sillas para practicar el contacto visual con ellos. También puedes pedir a los compañeros de trabajo que te ayuden a verificar tu contacto visual cuando estén en reuniones o juntas del grupo. Dirige una frase a una persona del auditorio y cambia a otra persona en la siguiente frase y contacto visual. No te quedes en una sola persona por mucho tiempo.
  4. La respiración es otro elemento importante. Cuando tenemos miedo respiramos rápidamente debido al constante bombeo de adrenalina en nuestro sistema. Por eso, es poco aconsejable beber mucho café antes de una presentación; la cafeína combinada con adrenalina hace que hablemos rápidamente y se produzcan movimientos involuntarios en manos y pies que son un claro reflejo de nerviosismo. En lugar de café podemos hacer una rutina de respiraciones profundas. Consiste en respirar con los pulmones (no con el estómago), retener el aire durante 5 segundos, expulsarlo y esperar 5 segundos para hacerlo de nuevo. Esto regula la actividad eléctrica alrededor del corazón cuando se produce más adrenalina. Con una respiración más lenta regulamos el ritmo del corazón y nos sentimos más relajados.

Éstas son algunas técnicas que pueden ayudar a controlar el nerviosismo y hacer que una presentación sea disfrutada al mismo tiempo, tanto por el público como por el presentador.

Algunas ideas fueron tomadas del artículo: How to deal with the physiological effects of nervousness before a presentation de Brian McCarthy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *