El líder y la comunicación

Young businessman explaining document to colleagues in creative office

La forma en que nos comunicamos para ser vistos como líderes es importante. Intervienen el tono, la voz, el lenguaje corporal, el vocabulario y algunas cosas más. Tener un líder que se sabe comunicar puede hacer toda la diferencia para mantener a su equipo unido y obtener buenos logros.

Aquí van algunos principios de la comunicación que debes tomar en cuenta:

  1. Tu comunicación debe de ser personalizada. Los mensajes no son los mismos para todo mundo. Estudia quiénes serán tus escuchas. A ciertas personas les gustan los detalles y a otras los datos concisos y directos. Pon atención a lo que te dicen y construye la comunicación de acuerdo a la personalidad de cada uno.
  2. Escucha de forma activa. Éste es uno de los puntos más importantes en una comunicación. Tu actitud y tu lenguaje corporal le deben decir a la persona que se está comunicando contigo, que estás interesado en lo que te está diciendo. Haz contacto visual.
  3. Espera a que el otro termine de hablar. Si estás ansioso y esperando que haya un momento en la conversación en donde entres a dar tu punto de vista, no estás escuchando, permite que el otro termine de hablar sin apresurarlo.
  4. Haz preguntas sencillas. Se aprende más cuando se hacen preguntas sencillas y abiertas que le permitan a la persona contestar de manera fluida. Por qué, qué, cómo, cuándo, dónde, siguen siendo la regla de oro en cualquier conversación. Si haces las preguntas correctas, tendrás las respuestas correctas.
  5. Muéstrate educado. Mientras la persona está hablando no revises tu teléfono, no contestes llamadas ni mensajes. Demuestra el respeto que le tienes a tu interlocutor.
  6. Aprovecha la fuerza de la palabra “yo”. La comunicación es más directa si evitamos hablar de hechos consumados y acusaciones. Por ejemplo en lugar de decir “ustedes no han hecho nada” puedes decir: “Yo veo que falta mucho por hacer y estoy preocupado por ello”.
  7. Pon atención a tu lenguaje corporal. Observa qué están diciendo tus movimientos: si eres receptivo o si estás a la defensiva. El 50% de lo que comunicas lo haces con el cuerpo.
  8. Observa tu tono de voz. Ve que corresponda con lo que estás diciendo si quieres que el mensaje se reciba claramente.
  9. Evita los sarcasmos. Son altamente negativos y generalmente terminan construyendo muros que no permiten la comunicación.

Si practicas estos principios tendrás una comunicación más clara y con mejores resultados para tu equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *