Crear hábitos

Goal.

Los hábitos son los pilares sobre los que se sostienen nuestras acciones diarias, son la herramienta que nos ayuda a completar tareas.

  1. El cambio se logra en singular. Enfócate a crear un hábito a la vez, ten en cuenta que cambiar actitudes toma 66 días en promedio. Si lo haces, con uno a la vez, tu concentración será mayor y lo lograrás más rápido.
    Conócete y cambia lo que no funciona. El monitoreo de tus actividades es muy importante para saber dónde hay fallas y que hay que hacer para cambiar. Reconocer que hay errores no es placentero pero es el primer paso para una evaluación y programación de actividades para el cambio.
  2. Pon todo por escrito y revísalo diariamente.
    El poder de la palabra ahora. Las persona altamente productivas conocen muy bien el valor del ahora: Hazlo ahora. Empieza ahora. Delega ahora. Termina ahora.
  3. Completa unos más. Hacer algo más allá de lo necesario nos da un poco más de margen para completar nuestra tarea si algo se atora en el camino. Manda un correo más. Haz una llamada más. Visita un cliente más.
  4. Menos actividades. Enfócate en actividades que realmente le aporten un plus a la empresa en lugar de muchas actividades que no sumen en el fortalecimiento de la compañía.
    Establece metas específicas en lugar de metas subjetivas.
  5. Crea la lista de las Ds: desecha, delega, diseña, difiere. Haz una lista de cosas que no son primordiales en este momento y guárdalas hasta que hayas terminado lo prioritario. Eso te permitirá avanzar en tu proyecto.
  6. Repite, repite, repite lo que tienes que hacer para lograr la meta.
  7. Reconoce los logros a lo largo del camino, no solo busques llegar a la cumbre de la meta que te trazaste. Haz revisiones, pon en papel el antes y el después para ver los cambios logrados.

Prémiate con algo personal que te recuerde que sí puedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *