Estrategias de las pláticas en TED

 
TED es un evento en donde algunos de los pensadores más importantes de nuestro tiempo comparten lo que más les apasiona. TED significa: Tecnología, Entretenimiento y Diseño, tres grandes áreas que en conjunto están dando forma a nuestro futuro.

El formato de cada presentación es de 18 minutos en promedio, basado en estudios de neurociencia y estrategia. 18 minutos son suficientes para que un especialista explique una idea de manera sintetizada, para que los escuchas capten la información más importante.

Chris Anderson curador de las pláticas, explica: el formato de 18 minutos funciona de forma parecida a los 140 caracteres que twitter marca a sus usuarios para disciplinarlos a resumir la información central. De esta manera, lo que se dice en 45 minutos se reduce a 18, con los puntos más importantes. Este formato tiene un efecto clarificador  y ordenado.

El presidente Woodrow Wilson decía que para preparar un discurso de 10 minutos, necesitaba una semana. Para un discurso de 15 minutos, con tres días era suficiente. Y para hablar una hora, lo podía hacer ahora mismo.

Cuando vemos a estos líderes presentar en 18 minutos un tema, todo parece muy sencillo y natural. Detrás hay muchas hora de preparación y ensayo. Para algunos una plática de 18 minutos implica una preparación de 18 horas, como mínimo. Debemos de tomar en cuenta que la charla va a ser captada en diferentes plataformas, no solamente de forma presencial para 1000 personas, en promedio.

Algunos puntos que se deberán tomar en cuenta:

  1. La lista de las diapositivas se debe imprimir en múltiplos de 9 por página tamaño carta. Las ideas principales se ponen en pequeñas notas adhesivas (postits) que permitan identificarlas fácilmente y cambiarlas de lugar hasta que tengamos el orden que nos satisfaga. Al reducir el tiempo de lo que decimos hay que recortar también las imágenes  y sintetizar hasta llegar a los 18 minutos en dónde de manera clara y sucinta se expresen las ideas centrales del tema.
  2. Solicita retroalimentación. Busca presentadores efectivos en los que confíes. Proporciónales una copia de la selección final que hiciste, consulta con ellos que aceptación creen que vas a tener en la audiencia. Considera a diferentes especialistas para que tengas una opinión más confiable.
  3. Practica con un comunicador que consideres capaz y honesto, que haga comentarios directos y de ser posible, una persona que conozca bien este formato para que te dé comentarios puntuales: “cambia esta palabra por esta otra, haz una pausa aquí“, etc. 18 minutos pasan muy rápido y no puedes incluir todo. Una persona externa, objetiva, te sugerirá qué se queda y qué está de más.
  4. Cierra el circulo. Muchas veces como presentadores, conocemos tan bien nuestro material que consideramos importante explicar a fondo cada punto y nos extendemos más de lo necesario. Es más importante explicar el porqué, que el cómo. Asegúrate de que se capte el concepto central.
  5. Practica una vez de corrido. Practicar con cronómetro para que sepas cuanto te has excedido, sin mirar el reloj. La persona que te esté supervisando es la que debe llevar el conteo total. Deberá saber en dónde te debe cortar para lograr los 18 minutos.
  6. Practica tomando en cuenta todos los recortes que te marcó el coach. Tu discurso debe de estar sincronizado con las diapositivas; esto te servirá de guía para que sepas cuántos minutos llevas para llegar a un final limpio.
  7. Mantén la atención. El coach deberá anotar los errores y los aciertos; deberá trabajar con las impresiones de las diapositivas y anotar las frases nuevas para que sean incluidas en el guión final.
  8. No le tengas miedo a la cámara. Graba algunos de los ensayos finales. Lo puedes hacer con un celular en un tripié aunque no sea en el espacio donde se vaya a llevar a cabo la presentación. Es para que te vayas ambientando. Hacer una grabación sirve para que observes cómo te mueves, cómo es tu contacto visual con el publico, gesticulaciones, etc. Haz las modificaciones necesarias. Escúchate y considera tonos de voz y énfasis diferentes. En las pláticas de TED se reúnen 1,000 personas en promedio en la sala pero en linea pueden ser millones. Háblale a la cámara, muchas personas están detrás de ella.
  9. Considera un ensayo final antes de presentarte y mide otra vez el tiempo. Así te sentirás más seguro y podrás acelerar o retardar tu discurso.
  10. Programa dos cierres por si tu tiempo final no corresponde a los 18 minutos, ya sea que te aceleres o te retrases. Selecciona dos puntos en donde la plática pueda terminar y decide cuál es la opción que te lleve a un cierre memorable.

Algunas Ideas fueron tomadas del blog de la comunicadora Nancy Duarte, www.duarte.com