¿Qué hacen los líderes exitosos el lunes por la mañana?

 
Los líderes exitosos establecen hábitos que los ayudan a clarificar sus ideas y lograr sus metas. Algunos los practican el lunes de cada semana; tú puedes establecerlos cuantas veces quieras de acuerdo a tus necesidades.

Rutina para practicar en casa

  • Levántate temprano. Pon el despertador un hora más temprano de la hora a la que te levantas normalmente. Los líderes exitosos se despiertan temprano para poder tener tiempo de revisar y organizar su día. El éxito se obtiene a base de esfuerzo continuo y sistemático.
  • Medita, empieza con cinco minutos. Los líderes practican la oración y/o  la meditación temprano en la mañana para visualizar cuáles son las metas que quieren lograr. Empieza por meditar cinco minutos y ve aumentando hasta que llegues a 30 minutos por sesión.  Lo puedes hacer concentrándote en tu respiración, en tu ritmo cardiaco o con una meditación guiada en un audio. En YouTube hay mucho material gratuito de acuerdo a lo que que tú necesites. También hay apps para tu smart phone o tableta. Es cuestión de práctica, el buen desempeño se obtiene mediante la repetición. Algunas formas de meditación incluyen un mantra, que es una palabra que repetimos una y otra vez  hasta bajar el ritmo de nuestra respiración.
  • La motivación es la llave para lograr tus propósitos. Los líderes se motivan leyendo material que los inspira, escuchando cintas o viendo videos de entrenadores como Tony Robbins. Quince minutos son suficientes para enfocarte y lograr lo que quieres. Esta liga a un audio gratuito puede servirte para éste propósito. Está  en inglés claro y fácil de entender. Regálate tiempo para pensar, sentir, hacer, planear. Tienes que tener tiempo para ti para hacer el cambio que necesitas.

         http://tr-training.s3.amazonaws.com/UEDay2HrofPwr.mp3

  • Aliméntate con comida que te proporcione energía. Una taza de café, un pan o una barra energética no son un buen desayuno. En la mañana necesitamos consumir proteína para tener suficiente energía que permita a nuestro cerebro funcionar adecuadamente. Los carbohidratos nos producen sueño así que hay que alejarse de ellos en la mañana.
  • Activa tu cuerpo con un poco de ejercicio y oxigenar tu cerebro para que tus células estén listas para las actividades del día. No es necesario que vayas al gimnasio. En tu casa con un poco de disciplina, puedes hacer ejercicio si sigues algún video o rutina que encuentres en internet. Una opción es WebMd:

         http://www.webmd.com/fitness-exercise/ss/slideshow-no-gym-workout

Los programas de ejercicio para mantenerte en forma recomiendan 30 minutos de ejercicio tres veces por semana y caminar 10,000 pasos diarios (incluidos los que haces en tu casa, la oficina, el centro comercial, etc.) que pueden medirse con un podómetro que descargas en tu celular y te mantiene al tanto de cuanto has caminado durante el día.

Rutina para practicar en la oficina

  • Conéctate frente a frente con tu equipo. Muchas decisiones se comunican a través de correo electrónico o por video conferencias. Las reuniones especialmente en las que se toman decisiones importantes, deben ser presenciales.

Steve Jobs el CEO de Apple estableció reuniones presenciales  el lunes en la mañana para tratar los asuntos importantes: “En la era digital es importante verse de frente, hacer contacto visual, limar asperezas, gritarse o abrazarse para saber qué es lo que sentimos o qué estamos pensando”.

  • El lunes en la mañana sólo se atienden los correos electrónicos urgentes. Hay aplicaciones que establecen la premura; se pueden instalar en la computadora o en el teléfono celular y evitar perderse en un mar de correos.

Algunas ideas fueron tomadas del artículo 7 Monday Morning Habits Of Highly Successful People, de Rada Francis, en el sitio lifehack.org.

 

El color de la generosidad

 
Vivimos momentos difíciles para el respeto de los derechos humanos. La discriminación, los prejuicios raciales, de género y el rechazo a los pobres, se han exacerbado. Hoy vemos actitudes de rechazo a nivel global a todo lo que sea diferente a mí y al grupo a que pertenezco.

En Canadá se respiran otros aires. En lugar de explotar el miedo, la segregación y la inseguridad de sus habitantes, el primer ministro Justin Trudeau se ha comprometido a construir una sociedad en donde las diferencias en lugar de dividir unifiquen y fortalezcan al país. Hoy Canadá se define como una nación de puertas abiertas a inmigrantes independientemente de su género, religión, preferencia sexual o convicción política. En el equipo de colaboradores de Trudeau, el 50% son mujeres, hay representantes de minorías religiosas, de grupos indígenas, con discapacidad y personas no nacidas en Canadá.

El primer ministro ha dicho: “Sabemos que hemos cometido errores, pero intentamos corregir nuestras equivocaciones. Los canadienses hemos abierto nuestros corazones y nuestros brazos a 31,000 refugiados que huyeron del conflicto en Siria. Los recibimos no como una carga sino como vecinos, amigos y nuevos canadienses”.

La generosidad y el respeto no tienen color. La generosidad no ve de dónde viene una persona o adónde va, porque no importa. La verdadera generosidad no tiene prejuicios retóricos; la generosidad es una manta que le das a alguien que la necesita. Generosidad es una pequeña luz en medio de la oscuridad. Cuando alguien viene de un ambiente generoso, no se fija en él, se fija en el otro.

La generosidad tiene una hermana gemela que se llama empatía, juntas generan paz. Cuando alguien es empático contigo trata de conocerte, prefiere escucharte en lugar de hablar de sí mismo. Los generosos muestran interés por otro ser humano, buscan el ganar-ganar. La generosidad y empatía no se aprenden en las escuelas, son el resultado de la interacción con el otro. Cuando alguien es generoso o empático contigo, te deja una marca en el corazón, una experiencia memorable que hará tu día diferente. La generosidad no tiene que gritarse a los cuatro vientos, es callada, coherente, sencilla.

Sé generoso con alguien con quien no tengas un lazo cercano, ve más allá de lo que normalmente haces y piensa cómo puedes hacer para que la experiencia se convierta en algo especial. Siendo generosos ganamos todos: los que reciben y los que damos.

Este video te hará reconsiderar la generosidad: Full Speech,Trudeau addresses UN General Assambly http://www.youtube.com/watch?v=ulDYH87K_VU

Resiliencia en la solución de problemas

 
Resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o una situación adversa. El concepto se puede entender fácilmente, la práctica es otra cosa.

Me han preguntado últimamente, ¿crees que la resiliencia es algo que se puede enseñar? No, no puedes aprender a ser más resistente. Puedes entender mejor el concepto de resiliencia si buscas literatura al respecto que te pueda ayudar a resolver determinadas situaciones; si eres resiliente puedes enfrentar un problema de una mejor manera.

Un ejemplo: Tu jefe tiene la desagradable costumbre de pedirte que todos los reportes que le entregues deben de ir en una lista en Excel. Tu odias el programa (porque no lo dominas) y cuando te pide que corrijas los errores que cometiste, te enciendes y maldices el momento en que tomaste ese trabajo.

Si practicas la resiliencia, reflexionas y te capacitas en el manejo del programa y dejas de estresarte cada vez que tu jefe te pida un reporte en Excel, puedes incluso convertirte en experto que resuelva las dudas de tus compañeros. Serás resiliente en las decisiones y acciones que tomes cuando se avecine una tormenta porque hay que presentar un reporte urgente en Excel. Ser experto en algo nos da seguridad.

¿Sencillo de entender? Sí. ¿Fácil de hacer? Es más complicado.

¿Cuál es tu súper poder?


Todos tenemos una habilidad que nos hace sobresalir. Descubre qué es lo que haces mejor que nadie y no habrá quien te detenga. Si quieres desarrollar tu potencial al máximo tienes que buscar dentro de ti qué es aquello para lo que eres bueno y explotarlo.

Una pregunta para los emprendedores que comienzan, es, ¿cuál es tu mayor talento, lo que te hace diferente del 99.99% de la gente? Eso no quiere decir que seas alguien totalmente fuera de serie, lo más probable es que haya muchas personas que tengan tu misma habilidad y se encuentren en otro país o en otro continente.

Reflexiona y contesta honestamente. Encuentra situaciones en tu memoria en las que recuerdes haber sido reconocido por tener ese talento que te hace diferente de los demás. No es suficiente reconocer que tienes una cualidad, hay que trabajar en ella, desarrollarla y pulirla para crear algo valioso, que emocione a de los que interactúan contigo. Ése es tu súper poder.

¿Qué es lo que te hace especial?

Cuando hablamos de súper poderes pensamos en personajes fantásticos como Supermán o el Hombre Araña, seres increíbles con capacidades para resolver problemas complejos que los simples mortales no podemos. Tus poderes son los que hacen que los demás te vean con un don especial. Y puede que tú digas: ése no soy yo, pero es el que los demás perciben. Toma en cuenta los comentarios para que te sirvan de retroalimentación y mejores tu desempeño personal y laboral.

En algunas empresas hacen una evaluación a los empleados para que participen de forma anónima describiendo las relaciones entre los diferentes departamentos de la empresa. Los resultados de cómo se perciben unos a otros son muy interesantes. Cuando individualmente empiezan a asimilar cómo son vistos por los otros y aceptan que tienen cualidades especiales, pueden enfocar ese talento y utilizarlo para mejorar sus relaciones personales y de grupo para beneficio de todos.

Encuentra, acepta y desarrolla ese don que te hace diferente. Tu vida será más próspera, más placentera y con un sentido más profundo.