Palabras que aumentan la credibilidad

palabras_prueba_4

El poder de una palabra puede ser definitivo para influir en el comportamiento humano. Los que saben usar las palabras correctas en una determinada situación, tienen una ventaja. Los grandes líderes saben bien esto. John F. Kennedy supo muy bien aplicar las palabras cuando acuño la frase: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”.

Aquí algunas palabras poderosas y cómo utilizarlas en una presentación:

  1. Tú. La mayoría de las personas nos centramos en nosotros mismos. Es importante crear una liga con la audiencias que nos está escuchando y eso se logra si los hacemos sentir que nos dirigimos a ellos de forma individual: tú eres importante para mí. Haz que se sientan tomados en cuenta y que lo que tienes que decir les va a beneficiar.
  2. Urgente. Las palabras que tienen una connotación de necesidad inmediata nos llaman a involucrarnos y actuar: necesito urgentemente tu ayuda para cambiar. Algunas palabras asociadas con necesidad son: ahora, apremiante, solo, hoy mismo, mañana, último, inaplazable, importante, de inmediato.
  3. Conexión. El estilo de vida actual hace que pasemos mucho tiempo dedicados a infinidad de actividades y tengamos poco tiempo para comunicarnos. Una presentación es una excelente oportunidad para establecer un sentimiento de comunidad: somos parte de la misma corporación, sociedad. Somos una colectividad conectada. Palabras que nos enlazan: unión, ayuda, descubrir, contribuir, crear, co-crear, compartir.
  4. Confianza. Las palabras que le dicen a la audiencia que somos personas confiables, le permiten conectarse con los conceptos causa-efecto que se asocian con ser objetivos y racionales: la objetividad nos hace confiables. Debemos utilizar palabras que creen seguridad, por ejemplo: resultado, consecuencia, razón, causa, prueba, investigación, observación, análisis.
  5. Retribución. La vida acelerada que llevamos nos mueve a buscar resultados rápidos con poco esfuerzo. Nuestra audiencia se sentirá satisfecha si en pocos minutos obtiene información que le traerá beneficios significativos: obtendrás resultados inmediatos. Algunas asociaciones con inmediatez y facilidad son: rápido, instantáneo, inmediato, sencillo, activo, dinámico.
  6. Sorpresivo. Vivimos saturados por conceptos, imágenes y sonidos que hacen que disminuyen nuestra capacidad de asombro. Por eso, cuando encontramos algo inesperado reaccionamos de manera contundente: te vamos a sorprender de una manera diferente. Para crear sorpresa utilicemos palabras como: sorprendente, increíble, notable, extraordinario, deslumbrante, asombroso.

Éstas son algunas palabras que pueden ayudarte para que tu presentación sea exitosa, pero siempre sustentadas en la veracidad del contenido.

Un video que te ayudará a mejorar tu discurso:
7 Secrets of Great Speakers, Richard Greene, https://www.youtube.com/watch?v=i0a61wFaF8A

Oportunidades

oportunidades


Si todas las puertas se cierran, construye una nueva puerta.

Frecuentemente pensamos que el éxito o hacer lo que nos gusta es la meta que hay que alcanzar. Y no nos damos cuenta que el camino para llegar es parte del éxito. Los obstáculos y los logros que tenemos en ese trayecto es lo que nos mantiene activos para insistir una y otra vez hasta lograrlo.
Las oportunidades están ahí para ser aprovechadas.

El problema es que nos enfocamos en el obstáculo y lo vemos como si fuera algo permanente. Nos sentimos atascados, caemos en un bache del que parece que no vamos a salir nunca. Hay que ver que en todas las situaciones hay una lección para lograr la meta. Ve los problemas como lecciones que te ayudan a seguir adelante o tal vez a replantear el objetivo que te has trazado. Los errores te ayudaran a tomar decisiones más acertadas la próxima vez.

Los errores son la oportunidad para intentarlo nuevamente, de forma más inteligente.
Henry Ford, inventor y desarrollador.

Perspectiva es una palabra clave para poder evaluar lo que estás haciendo. Cuando desde nuestra visión sentimos que estamos haciendo un trabajo aburrido, sin ningún futuro y nos sentimos frustrados, hay que cambiar de perspectiva. Hay que ver la situación desde otro ángulo, cambiar el lente con que observamos. Las actividades más mundanas sirven como peldaños para ascender a puestos más altos o lograr la vida que queremos tener para ser felices. Y aunque sigas en la misma oficina, con las mismas actividades y los mismos compañeros, cambia tu perspectiva y esta etapa en la que estás será menos pesada y más productiva.

El peso de las palabras

aroma_ok
En un pequeño café de barrio, se lee el siguiente letrero:
“Para ser atendido es necesario que no estés hablando por teléfono. Ponemos toda nuestra atención en ti y esperamos que tú hagas lo mismo con nosotros para poder brindarte un buen servicio”. Estas son las palabras con las que reciben a todos sus clientes en este café.

En el mundo de los negocios debemos otorgarle a cada uno de nuestros clientes esta misma atención, hacerlos sentir especiales y que los atendemos de forma individual. Si tenemos que dedicarles tiempo extra no importa. Asegurémonos de dejar a un cliente satisfecho porque se le resolvieron todas sus necesidades excepcionalmente.

Las palabras que utilizamos para comunicarnos deben de ser acordes para que la persona que nos contacta comprenda nuestro mensaje. Cada palabra que utilizamos puede acercarlos  o alejarlos y cortar la comunicación.

No solo las palabras son las que nos ayudan a comunicar, el contacto visual y el lenguaje corporal ayudan a transmitir nuestro mensaje. ¿Cómo podemos hacerlo cuando hablamos telefónicamente o enviamos de un correo electrónico?

La compañía Zappos, una empresa con ventas anuales por encima de los 1,000 millones de dólares (según la revista Forbes) tiene lo que llama política de Entrega de Felicidad. Zappos vende calzado y ropa a precios bajos, entregados a domicilio, con posibilidad de cambio y/o reembolso. Todas las ventas son por internet y la misión de sus empleados es hacer sentir a cada cliente que es digno de un trato privilegiado. A pesar de tener una conversación a distancia los clientes reciben un trato cálido, honesto, con humor y eficiente. Para esto los empleados han sido capacitados en el programa Entrega de Felicidad.

Etiqueta telefónica

Todos queremos aprovechar el tiempo al máximo, y por eso realizamos varias actividades a la vez. Mientras atendemos a una persona por teléfono,  revisamos el correo o el texto de un mensaje que urge enviar. La atención dividida se percibe por la forma en que hablamos, por nuestra concentración a medias. Esto se refleja en lo que contestamos.

Y peor aún  si recibimos una llamada y es la hora del café, es mejor terminar nuestro receso y contactar a la persona unos minutos después. Es poco profesional hablar con alguien que interrumpe la frase porque tiene comida o bebida en la boca.  Mucha gente lo hace, pero si queremos que nuestros mensajes se comprendan y nos tomen en cuenta, hay que modificar estos hábitos.

El líder y la comunicación

Young businessman explaining document to colleagues in creative office

La forma en que nos comunicamos para ser vistos como líderes es importante. Intervienen el tono, la voz, el lenguaje corporal, el vocabulario y algunas cosas más. Tener un líder que se sabe comunicar puede hacer toda la diferencia para mantener a su equipo unido y obtener buenos logros.

Aquí van algunos principios de la comunicación que debes tomar en cuenta:

  1. Tu comunicación debe de ser personalizada. Los mensajes no son los mismos para todo mundo. Estudia quiénes serán tus escuchas. A ciertas personas les gustan los detalles y a otras los datos concisos y directos. Pon atención a lo que te dicen y construye la comunicación de acuerdo a la personalidad de cada uno.
  2. Escucha de forma activa. Éste es uno de los puntos más importantes en una comunicación. Tu actitud y tu lenguaje corporal le deben decir a la persona que se está comunicando contigo, que estás interesado en lo que te está diciendo. Haz contacto visual.
  3. Espera a que el otro termine de hablar. Si estás ansioso y esperando que haya un momento en la conversación en donde entres a dar tu punto de vista, no estás escuchando, permite que el otro termine de hablar sin apresurarlo.
  4. Haz preguntas sencillas. Se aprende más cuando se hacen preguntas sencillas y abiertas que le permitan a la persona contestar de manera fluida. Por qué, qué, cómo, cuándo, dónde, siguen siendo la regla de oro en cualquier conversación. Si haces las preguntas correctas, tendrás las respuestas correctas.
  5. Muéstrate educado. Mientras la persona está hablando no revises tu teléfono, no contestes llamadas ni mensajes. Demuestra el respeto que le tienes a tu interlocutor.
  6. Aprovecha la fuerza de la palabra “yo”. La comunicación es más directa si evitamos hablar de hechos consumados y acusaciones. Por ejemplo en lugar de decir “ustedes no han hecho nada” puedes decir: “Yo veo que falta mucho por hacer y estoy preocupado por ello”.
  7. Pon atención a tu lenguaje corporal. Observa qué están diciendo tus movimientos: si eres receptivo o si estás a la defensiva. El 50% de lo que comunicas lo haces con el cuerpo.
  8. Observa tu tono de voz. Ve que corresponda con lo que estás diciendo si quieres que el mensaje se reciba claramente.
  9. Evita los sarcasmos. Son altamente negativos y generalmente terminan construyendo muros que no permiten la comunicación.

Si practicas estos principios tendrás una comunicación más clara y con mejores resultados para tu equipo.

Procrastinar y vulnerabilidad

vulnerab_procras_2
 

Procrastinar es la acción de aplazar, diferir. Cuando dejamos de lado algo que nos molesta, asusta o aburre convertimos una tarea en un problema. Y si lo seguimos repitiendo se puede convertir en una costumbre.

Procrastinar es un gran consumidor de energía, nuestra energía, porque nos pasamos evadiendo algo mientras ese algo se va convirtiendo en inevitable y amenaza con arrollarnos si no lo atendemos.

Un ejercicio que nos ayudará a combatir el aplazamiento de asuntos que no queremos enfrentar, es al empezar a trabajar en la mañana hacer una lista de tres pendientes, solo tres, que hay que atender y ejecutar ese día. Si no terminamos todo no importa, habremos avanzado aunque sea una parte. Una vez terminados quedaremos libres para enfocarnos a lo demás.

Vulnerabilidad

Ser vulnerable no es sinónimo de debilidad aunque el diccionario lo defina así. Cuando aceptamos nuestra vulnerabilidad estamos aceptando un riesgo, nos exponernos ante los demás y es un acto de confrontación. Para aceptarnos vulnerables se necesita mucha valentía y honestidad.

Nos han educado para creer que todo lo que hacemos debe ser perfecto, los errores no están permitidos, se castigan con el juicio implacable de los superiores al declararnos “culpables”. Sea en la escuela o en el trabajo profesional. Nosotros mismos somos los primeros y más duros en castigarnos con la culpa y la vergüenza cuando nos equivocamos.

La vulnerabilidad es la fuente de la que se alimentan la innovación, la creatividad y el cambio. Crear, es producir algo que no se había hecho antes o por lo menos desde un punto de vista diferente. ¿Qué puede hacernos más vulnerables?

Vulnerabilidad, equivocación y culpa generalmente se presentan juntas. Para hacer verdaderos cambios hay que aceptarnos vulnerables, estar dispuestos a equivocarnos y aprender a manejar la culpa.

Un líder que se presenta vulnerable ante sus empleados es un líder honesto, valiente y eso lo hace confiable.

Dos magníficas pláticas sobre el tema se encuentran en TED, con la Dra. Brené Brown, The Power of Vulnerability:
http://www.ted.com/talks/brene_brown_on_vulnerability
Listening to Shame:
http://www.ted.com/talks/brene_brown_listening_to_shame#t-9852

Emprendedores y redes sociales

Portrait of smiling young businesswoman with books in office

¿Tienes la mente de un emprendedor? Los científicos han encontrado que los que sí, tienen ciertas características:

  1. Se inclinan a tener pensamientos positivos y ven el mundo de manera optimista.
  2. Toman decisiones más rápido.
  3. Tiene una mayor capacidad de responder positivamente en situaciones de conflicto.
  4. Son más flexibles para analizar problemas y tomar decisiones diferentes a las la mayoría; esto se traduce en propuestas más creativas.

Redes sociales

Para avanzar más rápidamente, nada con la corriente y aprovecha los medios que te pueden ayudar tanto a conocer lo que pasa en el mundo cómo en las personas con las que te puedes comunicar para intercambiar ideas, información o productos. Pon atención a lo que te ofrece cada uno de ellos:

  • Facebook es un medio que comunica a los amigos pero que también ofrece la posibilidad de tener publicidad pagada que llega a miles de usuarios con un perfil específico, acorde a lo que estás buscando.
  • Twitter es una plataforma que nos mantiene al tanto de lo que está pasando en el mundo y también nos acerca a lo que las personas dicen. Tienes también la posibilidad de incluir ligas que lleven a tu página o blog.
  • Linkedin te posiciona en el mundo laboral con la posibilidad de publicar material relacionado con tu trabajo.
  • Pinterest nos da opciones para decidir una compra o servicio, más adelante. En este medio podemos dar información de un producto específico.

Enfócate a un mercado específico para que no lances esfuerzos a un público general que tal vez no se interese por tu producto. Define a qué mercado o auditorio quieres llegar. Por ejemplo, Facebook con 61 millones de usuarios en México, te dice con mucha precisión las características de sus usuarios. Dirígete a un punto específico.

En cada uno de estos medios hay personas que buscan lo mismo que tú, son  emprendedores y gente que utiliza las redes sociales para promoverse.Trata de conectarte con ellos y comparte experiencias que te ayuden a tener mejores resultados. Revisa todas estas opciones y ve cuáles son las que te funcionan mejor.

Cómo preparar una lista de tareas para una presentación

Woman writing list of tasks to do, close-up of hand

Pregúntate:

  1. ¿Quién es tu audiencia?
  2. ¿Por qué está aquí?
  3. ¿A qué hora será?
  4. ¿Cuáles son las preguntas de la audiencia?
  5. ¿Cuáles son los 3 mensajes más importantes a llevarse a casa?

1. Antes de la presentación:

  • Elabora una lista de posibles preguntas (por lo menos 20).
  • Establece prioridades y dibuja un mapa mental con mensajes principales.
  • Calcula el tiempo que te tomará preparar la presentación: una charla de 1 hora requiere 10 horas de preparación.
  • Practica tu plática y no la pospongas para después.
  • Corrige el material que no comunica bien y vuelve a comenzar la presentación desde el principio.
  • Repite las veces que sea necesario.
  • Practica tu presentación frente a personas que te puedan dar una opinión honesta. Puedes
  • videograbarte y observar cómo lo haces.
  • Practica con reloj en mano y quítate 5 minutos para terminar de forma apegada al tiempo que tienes.
  • Pide el número celular de los organizadores por cualquier emergencia.
  • Pide lo que necesites de equipo de apoyo: proyector, sonido, pantalla, rotafolio y plumones.
  • Pide instrucciones de como llegar a las instalaciones donde va a ser el evento. Incluye el lugar de
  • estacionamiento y desplazamiento dentro del inmueble.
  • Si está permitido incluye al final de la presentación una diapositiva con tus datos: correo electrónico, página web y blog.

2. El día del evento:

  • Haz una hora de ejercicio antes de salir para la presentación. O si lo prefieres puede ser la noche anterior.
  • Revisa que tengas todo lo necesario para hacer la presentación: el archivo con el material que vas a proyectar; que el equipo de cómputo funcione con los cables y la batería cargada. De todas formas conecta tu computadora.
  • Lleva un respaldo de la presentación en un usb o en un disco externo. O súbelo a la nube para utilizarlo ser utilizarlo en caso de emergencia.
  • Lleva tu propio control para correr la presentación. Revisa que la batería esté cargada.
  • Toma una ducha y haz todo lo necesario para dar una buena impresión.
  • Asegúrate de eliminar todo lo que te pueda provocar estrés. Sal con el suficiente tiempo para llegar antes de la hora convenida.

3. En el evento:

  • Si es posible revisa el lugar, pasa la presentación sentándote en el lugar más lejano.
  • Regístrate y busca a los organizadores para que sepan que ya has llegado.
  • Encuentra el salón que te asignaron y si está otro conferenciante exponiendo, observa cómo funciona todo en el lugar.
  • Si el tiempo lo permite interactúa con los asistentes que posiblemente entren a tu conferencia.
  • Regresa al salón y analiza las últimas frases del exponente anterior a ti. Prepárate para presentar.
  • Empieza a preparar para presentar. Conecta la computadora y busca la conexión para el cañón o en su caso el proyector. Muchos de los problema en una presentación comienzan aquí.Revisa si es PGA o HDMI.
  • Encuentra al técnico encargado de la producción, revisa el micrófono y pídele que te ayude con el sonido.
  • Checa el control manual y si tienes videos, proyéctalos.
  • Camina por el escenario para familiarizarte con el espacio. Pídele a algún asistente que te observe en los primeros movimientos para detectar alguna irregularidad.
  • Ten a la mano agua o en botella con tapa.
  • Siéntate en la última fila del salón y revisa que los textos de la proyección se puedan leer fácilmente. Relájate, ve que todo esté listo para presentar. Disfruta el momento.
  • Si es necesario sal a caminar y enfócate en lo que vas a presentar en unos minutos.

4. Después de la presentación:

  • Desaloja el salón para que el siguiente expositor tenga el tiempo suficiente para prepararse.
  • Quédate en un sitio en donde la gente te pueda ver para hacerte preguntas sobre lo que acabas de presentar.
  • Si hay preguntas que no puedas contestar en el momento, toma sus nombres y correos electrónicos para ponerte en contacto con ellos. Asimismo ofréceles tus datos.
  • Sube material de la conferencia a tu página o blog si lo consideras pertinente.
  • Contesta por correo electrónico a las personas que te solicitaron información.
  • Agradece a los organizadores y pregunta su opinión sobre la presentación para mejorarla.
  • Si la conferencia fue videograbadora, pide una copia para estudiarla y corregir lo que haga falta.

Consulta el libro Confessions of a Public Speaker en el sitio www.scottberkun.com

Sobre el correo electrónico

correo_elec_bdc

 

El 50% de los correos se abren en dispositivos móviles: el 42% de los correos que no abren fácilmente son mandados a la papelera.

Todos queremos enviar correos que convenzan, inspiren y vendan nuestras ideas.

Los estudios hechos para medir la efectividad de correo por internet han revelado que del 100 correos que recibimos:

74 son descartados.
22 son abiertos.
4 son leídos.

Y aún con estas cifras, el correo electrónico es la manera más eficaz de comunicarse y hacer publicidad en este momento, incluso por encima de las redes sociales como FaceBook y Twitter, en los que los mensajes son menos personalizados. En México se conectan a internet diariamente 53.9 millones de personas cuya edad promedio va de 13 a 44 años (según estudio presentado por la Asociación Mexicana de Internet ante la Cámara de Senadores).

Para que nuestros mensajes formen parte de ese 4% que son leídos, es necesario que tengan: un objetivo, una pregunta, una propuesta y un resultado. Tus mensajes necesitan:

  1. Ser personalizados. Siempre que sea posible dirígete a la persona por su nombre y de forma coloquial. Si puedes incluye detalles personales como “sabemos que te interesas por temas de salud”. No te escondas detrás del nombre de la empresa porque eso le resta confiabilidad.
  2. Interesar de forma directa sin ser agresivos. El receptor de tu correo debe engancharse con lo que estás diciendo de manera natural, no des la impresión de que lo estás acosando.
  3. Transmitir valor. Tu propuesta debe de hacer sentir al receptor que tu producto o servicio lo va a beneficiar y que tiene que tomar una decisión inmediata al respecto (call to action).
  4. Los correos deben ser cortos y directos. Cuida el número de frases y palabras (150 en promedio) que pones en tu correo para que no sea demasiado extenso. Incluye espacios en blanco entre párrafo y párrafo para que sea más fácil de leer y tu destinatario no lo vea como algo pesado.
  5. Envía correos en horarios de trabajo de una empresa. Trata de evitar envíos durante el fin de semana o después de las 6:00 de la tarde. Es mejor que mandarlos temprano en la mañana. Si lo haces por la noche puedes parecer compulsivo o desordenado.