Agradecer y planear en tiempo presente

 
Muchos de nosotros, a medida que vamos madurando, nos damos cuenta que hay que agradecer a la vida por las cosas buenas que tenemos. En la juventud carecemos de mucha conciencia y no apreciamos el talento y las habilidades con que fuimos dotados.

Somos afortunados de tener una vida privilegiada, a pesar de todo lo complicada que resulta en este nuevo milenio. Tenemos la responsabilidad de agradecer a los que están cerca de nosotros, lo necesiten o no. Asimismo, debemos practicar la empatía con los que no corrieron con la misma suerte. Ambas son elecciones individuales: cada uno decide cuándo hacerlas.

Muchos vamos viviendo el día a día sin reflexionar; damos por hecho que todo está bien, sin detenemos a pensar que puede suceder algo inesperado que haga el mañana diferente.

Muchas personas no tienen la posibilidad de planear el mañana. El Dr. Atul Gawande, cirujano e investigador en salud pública, trata a pacientes con cáncer cuya vida está amenazada. Su principal preocupación no es evaluar cuáles son sus opciones clínicas, como lo haría un equipo médico convencional, si no que analiza desde otro ángulo: ¿Deben de seguir luchando o ha llegado el momento de desistir ante la enfermedad? ¿Para qué están luchando? El Dr. Gawande y su equipo tratan de definir qué es un buen día para este paciente y lo apoyan para que lo viva de la mejor manera, sea éste solo un día más o sea su último día. ¿Para ti qué es un buen día?

La mayoría de nosotros no estamos tomando decisiones que nos ubiquen entre la vida y la muerte. Nuestras decisiones se limitan a decidir qué hacer en nuestro equipo de trabajo, cómo hacer crecer nuestro negocio o qué camino debemos seguir. Nos enfocamos en pensar cuál es la mejor estrategia para lograr un mejor desempeño. El futuro se ve lejano.

Hay que detenernos a pensar: ¿Cómo son los días buenos para mi? ¿Qué estoy haciendo hoy para lograr que éste sea un buen día? ¿Qué tengo que agradecer y a quién? ¿Cómo puedo practicar la empatía?

Algunas de estas ideas fueron tomadas del blog The Story of Telling, de Bernadette Jiwa y del blog de Jeff Goins, Goins Writer.

El aspecto humano, ausente en el manejo de información

Tricia Wang, la especialista en tecnología, se presentó en la reunión de TEDx Cambridge, con la plática, Insights Missing from Big Data (El aspecto humano, ausente en el manejo de información). La co-fundadora de Constellate Data, analiza la interacción que se da entre usuarios y tecnología y propone soluciones que orienten a las empresas hacia las futuras tendencias tecnológicas. Un ejemplo de fracaso, fue el caso de NOKIA, que basándose sólo en Big Data, ignoró los deseos de tener un teléfono inteligente, de usuarios menores. La consecuencia fue que NOKIA perdió gran parte de su mercado hasta casi desaparecer.